Historia de la Astronomía



La astronomia en la época prehistórica
En el progreso astronómico primitivo posiblemente los seres humanos fijaron su atención en el objeto más luminoso que observaban: el Sol; luego vendría la Luna y después las estrellas y los planetas.Pronto, el conocimiento de los movimientos cíclicos del Sol, las Lunas y las estrellas mostraron su utilidad para la predicción de fenómenos como el ciclo de las estaciones, de cuyo conocimiento exacto dependía directamente la supervivencia de cualquier grupo humano: cuando la actividad principal era la caza era fundamental predecir el instante el que se producía la migración estacional de los animales que les servían de alimento y, posteriormente, cuando nacieron las primeras comunidades agrícolas, era trascendental conocer el momento exacto para sembrar y también para recoger el fruto.

La astronomía en la Europa Antigua
Antiguos pueblos que habitaron Europa tuvieron conocimientos avanzados de los movimientos de los astros, matemática y geometría. Realizaron grandes construcciones para la practica de la astronomía observacional, determinaron los solsticios y equinoccios y pudieron predecir los eclipses.
Los astrónomos de las culturas megalíticas tuvieron unos conocimientos realmente sorprendentes de los movimientos de los astros y de la geometría práctica. Nos demuestran que poseyeron ese gran saber los grupos de grandes piedras erectas (megalitos, algunos de más de 25 toneladas de peso), dispuestas de acuerdo con esquemas geométricos regulares, hallados en muchas partes del mundo.

Algunos de esos círculos de piedras fueron erigidos de modo que señalasen la salida y la puesta del Sol y de la Luna en momentos específicos del año; señalan especialmente las ocho posiciones extremas de la Luna en sus cambios de declinación del ciclo de 21 días que media entre una luna llena y la siguiente.

Varios de estos observatorios se han preservado hasta la actualidad siendo los mas famosos los de Stonehenge en Inglaterra y Carnac en Francia
Ver imagen en tamaño completo
Ver imagen en tamaño completo
external image Stonehenge1.jpg

La astronomía en el antiguo Egipto
Los egipcios observaron que las estrellas realizan un giro completo en poco más de 365 días.Además este ciclo de 365 días del Sol concuerda con el de las estaciones, y ya antes del 2500 a.C. los egipcios usaban un calendario basado en ese ciclo, por lo que cabe suponer que utilizaban la observación astronómica de manera sistemática desde el cuarto milenio.
De finales de la época egipcia (144 d.C.) son los llamados papiros de Carlsberg, donde se recoge un método para determinar las fases de la Luna, procedente de fuentes muy antiguas. En ellos se establece un ciclo de 309 lunaciones por cada 25 años egipcios, de tal forma que estos 9.125 días se disponen en grupos de meses lunares de 29 y 30 días. El conocimiento de este ciclo permite a los sacerdotes egipcios situar en el calendario civil las fiestas móviles lunares.
El legado de la astronomía egipcia llega hasta nuestros días bajo la forma del calendario. Herodoto, en sus Historias dice: "los egipcios fueron los primeros de todos los hombres que descubrieron el año, y decían que lo hallaron a partir de los astros".

La astronomía en la antigua Grecia
En los primeros tiempos de la historia de Grecia se consideraba que la tierra era un disco en cuyo centro se hallaba el Olimpo y en torno suyo el Okeanos, el mar universal. Las observaciones astronómicas tenían como fin primordial servir como guía para los agricultores por lo que se trabajó intensamente en el diseño de un calendario que fuera útil para estas actividades.
Hacia el año 450 a.C., los griegos comenzaron un fructífero estudio de los movimientos planetarios. Filolao (siglo V a.C.), discípulo de Pitágoras, creía que la Tierra, el Sol, la Luna y los planetas giraban todos alrededor de un fuego central oculto por una ‘contratierra’ interpuesta. De acuerdo con su teoría, la revolución de la Tierra alrededor del fuego cada 24 horas explicaba los movimientos diarios del Sol y de las estrellas.El más original de los antiguos observadores de los cielos fue otro griego, Aristarco de Samos. Creía que los movimientos celestes se podían explicar mediante la hipótesis de que la Tierra gira sobre su eje una vez cada 24 horas y que junto con los demás planetas gira en torno al Sol.

Esta explicación fue rechazada por la mayoría de los filósofos griegos que contemplaban a la Tierra como un globo inmóvil alrededor del cual giran los ligeros objetos celestes. Esta teoría, conocida como sistema geocéntrico, permaneció inalterada unos 2.000 años. Sus bases eran:
- Los Planetas, el Sol, la Luna y las Estrellas se mueven en orbitas circulares perfectas.
-La velocidad de los Planetas, el Sol, la Luna y las estrellas son perfectamente uniformes.
-La Tierra se encuentra en el centro exacto del movimiento de los cuerpos celestes.

La astronomía en la antigua Roma


La astronomía en la Edad Media
Gran parte del trabajo de Ptolomeo desapareció en Europa en las décadas siguientes. ¿Por qué sucedió esto? Por un lado las guerras, el declive social y las invasiones germánicas llevaron a una decadencia gradual de la parte occidental del imperio romano, centrado en la propiaRoma. En el año 330, dichas presiones llevaron al emperadorConstantino el Grande a desplazar su capital a la ciudad oriental deBizancio o Constantinopla situada en el estrecho del Bósforo en lo que ahora es Turquía.
Representación de las constelaciones del sur en el Harmonia Macrocosmica del matemático holandés y cosmógrafo alemán Andreas Cellarius (circa 1595-1665). El Harmonia Macrocosmica era un folio de tamaño primera obra publicada en 1660. Fue un gran atlas celeste y considerado uno de los atlas celeste más espectaculares publicado en la segunda mitad del siglo XVII. Andreas Cellarius nació en Alemania, pero se estableció en Holanda. Si nos fijamos en el gran énfasis que se le da a las figuras mitológicas en comparación con la realidad de las estrellas, podremos comprender algo más el pensamiento astronómico medieval
En mientras el decadente e imperio romano occidental se aproximaba a su caída final en el siglo V, varios factores contribuyeron a la pérdida del conocimiento clásico astronómico. En su libro "Astronomies and Cultures en Early Medieval Europe" el historiador de la Universidad de West Virginia Stepehn McCluskey explica que el sistema educativo romano cada vez estaba más orientado a formar líderes políticos de los hijos de los aristócratas. Por lo cual, la astronomía y las matemáticas de Ptolomeo no recibían mucha más atención que la poesía de Aratus o la filosofía de Platón. La astronomía matemática no se ajustaba a las necesidades de personas preocupadas por la guerra y la supervivencia política, por consiguiente los eruditos comenzaron a perder sus conocimientos técnicos necesarios para comprender la teorías griegas. Además, las traducciones en latín de las primeras obras en griego eran imperfectas.
Sin embargo, otros aspectos de la astronomía se preservaron durante la edad media en las regiones de habla latina occidentales, principalmente debido a la creciente influencia de la iglesia católica y a su dependencia de las festividades del calendario. Por ejemplo, era importante establecer cuando ocurrían los equinoccios y solsticios puesto que estos momentos se asociaban al nacimiento de Jesucristo y Juan el Bautista. El calendario juliano era la base para los rituales cristianos puesto que muchasfestividades religiosas podían establecerse en una fecha determinada independiente de los acontecimientos celestes. Sin embargo, el domingo de Pascua resultaba una excepción importante puesto que los sucesos bíblicos relevantes no estaban basados en fechas específicas del calendario sino a la Pascua judía y ésta estaba asociada a la luna llena.
Otra preocupación de los astrónomos medievales era medir es tiempo para las oraciones monásticas. Además, los monjes estaban implicados en un gran número de fiestas y ceremonias a lo largo del mes, y para ellos era importante llevar un control de sus fechas. No fue Hasta el siglo X, cuando se comenzaron a utilizar comúnmente los relojes de agua, hasta entonces las estrellas eran las guías principales para medir el tiempo por la noche en la mayoría de los monasterios.
Los aspectos filosóficos y políticos de la astronomía seguían siendo considerados en la edad media. Tintes religiosos influían la cosmología, permaneciendo la Tierra en el centro del universo de acuerdos a las leyes divinas. Por esta razón, los clérigos admiraban las ideas platónicas de un creador divino y su énfasis geocéntrico. Otro escritor que influyó el pensamiento astronómico en la edad media fue Martianus Capella (365-440 d.Jc.). En sus populares textos escritos en latín, Capella utilizaban alegorías y poemas para describir las siete artes liberales. En su sección astronómica, Capella presentaba un modelo del sistema solar derivado de fuentes griegas, en el que Mercurio y Venus giraban en torno al Sol mientras que la Luna, el Sol, y los demás planetas orbitaban en torno a la Tierra. Nicolás Copérnico citó posteriormente a Capella cuando desarrolló su famoso modelo heliocéntrico.

La astronomía en el Renacimiento


La astronomía en el siglo XVIII


La astronomía en el siglo XIX


La astronomía en el siglo XX


Hacia la luna

La llegada a la Luna

Fotos viaje a la luna



webs consultades
http://www.astromia.com/historia/index.htm